Factor de sensibilidad a la Insulina

CONSEJOS

¿Conocemos qué es el factor de sensibilidad a la Insulina?

El factor de sensibilidad o también llamado factor de corrección, es la cantidad de milígramos/dl de glucosa, que disminuye 1 unidad de insulina rápida en nuestra sangre.

¿Cuando hay que aplicar el factor de sensibilidad?

Podemos encontrarnos con dos situaciones en las que sería necesario aplicarlo:

  1. Cuando antes de comer tenemos un nivel de glucosa en sangre que está por encima de los márgenes deseados, hiperglucemia, no podemos ponernos nuestra dosis de insulina solo teniendo en cuenta los hidratos de carbono que vamos a tomar, pues  no estaríamos contemplando ese exceso de glucosa del que partimos, por tanto, a parte de las unidades necesarias de insulina para cubrir la comida, también hemos de tener en cuenta las necesarias para cubrir el exceso y para ello necesitamos saber cual es nuestro factor de sensibilidad.
  2. Por otro lado, cuando a las dos horas de haber comido, al hacernos nuestros controles para ver que está todo correcto, si vemos que estamos en hiperglucemia, deberíamos inyectarnos la dosis de insulina necesaria para hacer bajar nuestra glucosa en sangre y es ahí, donde se debe aplicar el factor de sentibilidad o de corrección.

hiperglucemia

¿Cómo se calcula el factor de sensibilidad?

 Para aplicar el factor de sensibilidad hemos de hacer uso de una fórmula que ha sido contrastada a partir de numerosos estudios y que se plantea de la siguiente manera.

FACTOR DE SENSIBILIDAD = 1800 / CANTIDAD DE INSULINA DIARIA

Donde la cantidad de insulina diaria es la suma de todas las unidades que nos inyectamos tanto de lenta como de rápida a lo largo del día. A continuación con un ejemplo vamos a tratar de explicarlo de manera más práctica.

  • Supongamos que a las dos horas de haber comido nos hacemos nuestro control rutinario y vemos que estamos en 270 milígramos/dl de glucosa en sangre, estando por tanto claramente en hiperglucemia.
  • Si nuestro objetivo es estar en 120 milígramos/dl de glucosa en sangre a las dos horas de comer, tendremos que hacer una corrección de la insulina para situarnos en los niveles óptimos.
  • Así pues debemos empezar por calcular la cantidad de insulina diaria que nos inyectamos, que por ejemplo en nuestro caso sería, 2 unidades de rápida en el desayuno + 8 unidades de rápida en la comida + 4 unidades de rápida en la cena + 22 unidades de lenta, lo que daría un total de 36 unidades totales diarias de insulina.
  • Una vez tenemos todos los valores podemos aplicar la fórmula:

Factor de sensibilidad = 1800 / 36

Factor de sensibilidad = 50 milígramos/dl de glucosa

Lo que es que por cada unidad de insulina rápida que nos inyectemos, disminuiremos 50 milígramos/dl de glucosa en nuestra sangre. Por tanto si queremos que nuestra glucosa en sangre descienda de 270 a 120 milígramos/dl de glucosa hemos de inyectarnos 3 unidades de insulina rápida.

Una vez más queremos recordar desde la diabetes no es mi límite que los consejos aquí aportados son consejos que damos fruto de la experiencia o de los conocimientos adquiridos a lo largo del tiempo, pero no dejan de ser opiniones y no pautas médicas, para eso debéis acudir a vuestro médico especialista, pues él es el encargado de hacerlo y de ayudaros en todo momento.

inyectar

Publicado el 15 de septiembre, 2014 | Por | Sin Comentarios | En la categoría Consejos Sin categoría | Con las siguientes etiquetas Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *